Alimentos Reguladores, Constructores y Energéticos

Los Alimentos Reguladores, Constructores y Energéticos

Los alimentos son muy importantes para el correcto desarrollo del cuerpo humano, además de mantenerlo saludable y con una función metabólica excelente, para lograr todo esto es importante consumir los tres grupos de alimentos, los cuales son: alimentos reguladores, constructores y energéticos. Manteniendo una dieta balanceada, el cuerpo absorberá todos los nutrientes y vitaminas necesarias.

¿Qué son los alimentos?

Los alimentos son cualquier sustancia que es consumida por los seres vivos con fines nutricionales y psicológicos, para satisfacer una necesidad biológica, satisfacer la sensación de hambre.

Estos pueden clasificarse de diferentes maneras, de acuerdo a su origen los alimentos pueden ser:

Origen animal, como peces, mariscos, carnes rojas.

Origen vegetal, se trata de los alimentos que provienen de plantas o árboles.

Origen mineral, que provienen de sustancias minerales, como la sal.

  • Otra clasificación es por su composición química, pueden ser:

Proteínas: Proporcionan una serie de aminoácidos fundamentales para la vida, y favorecen el crecimiento y la reparación del organismo.

Hidratos de carbono: Se trata de los azúcares simples o monosacáridos, polisacáridos y almidones, y aportan la energía a los tejidos del cuerpo, en especial los del cerebro y el sistema nervioso.

Lípidos o grasas: Contienen nutrientes esenciales y aportan la energía calórica que el cuerpo requiere.

Vitaminas y Sales Minerales: Su función es muy valiosa, ya que fortalecen los tejidos, y reponen aquellos tejidos que se han dañado por alguna lesión.

Existe otra clasificación, y depende de los beneficios que aportan al organismo, y son los alimentos reguladores, constructores y energéticos, los cuales se explican de una manera más detallada a continuación:Alimentos Reguladores, Constructores y Energéticos

Alimentos Reguladores

Los alimentos reguladores son aquellos que tienen la propiedad de regular el metabolismo del cuerpo humano, provee gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo no puede producir, y permite que el cuerpo posea un balance natural en todos los importantes procesos que realiza diariamente.

Como se ha mencionado, los alimentos regulares permiten un adecuado metabolismo, pero también favorece otras funciones corporales como la digestión, fortalecer la visión y preparar al cuerpo para obtener las vitaminas y minerales que ofrecen los alimentos constructores y los alimentos energéticos.

Los alimentos reguladores provienen principalmente de frutas y verduras, por ejemplo: zanahorias, remolachas, pimentón, lechuga, repollo, col, fresa, naranja, mandarina, kiwi, también las legumbres en general y frutos secos. También se pueden obtener de origen animal, como pescados, mariscos, leche y algunos derivados.

Alimentos Constructores

Estos son ricos en proteínas de origen animal o vegetal, y su principal función es formar y reparar los tejidos del cuerpo ante lesiones que se sufren en la vida cotidiana, los tejidos relacionados son: tejido epitelial, tejido conectivo como cartílagos, huesos, sangre, entre otros; también tejido muscular y tejido nervioso.

Alimentos Constructores

Es importante consumir al menos 15% de alimentos que correspondan a proteínas, cabe destacar que no solamente se requieren proteínas, también el cuerpo necesita minerales, vitaminas y nutrientes que se obtienen de los vegetales y frutas frescas.

La principal fuente de alimentos constructores son los que contiene proteína de origen animal, sin embargo las proteínas de origen vegetal también son una excelente fuente y de fácil digestión.

Algunos alimentos constructores son: frijoles, lentejas, garbanzos, habas, legumbres en general, verduras de todo tipo, frutas frescas variadas, frutos secos y cereales en general, así como carnes, pescados, mariscos, vísceras, huevos, leche y derivados lácteos como yogurt y quesos.

Alimentos Energéticos

Además de brindar la energía que el cuerpo requiere para realizar sus actividades diarias, los alimentos energéticos estimulan la concentración, energía muscular y capacidad mental, además de ofrecer vitalidad y fuerza.

La principal fuente de los alimentos energéticos son los carbohidratos y los lípidos o grasas, y deben consumirse con moderación, adecuado al gasto de energía que se requiere diariamente para cumplir con la rutina diaria, si el consumo es superior al gasto de energía, ocurre un desbalance y esta energía adicional comienza a acumularse en el cuerpo generando problemas de salud.

Algunos alimentos energéticos son: arroz, pasta, avena, habas, espinacas, nueces, almendras, frutos secos en general, quinua, maca, polen y jalea real, miel, aloe vera, noni, pasas, cambur, jengibre, cerezas, cúrcuma, huevos, remolacha, aguacate, cacao crudo, aceite de coco, pan, galletas, leche y derivados lácteos como la mantequilla.

Alimentos Energéticos

Como se puede observar, los alimentos reguladores, constructores y energéticos ofrecen todos los nutrientes y vitaminas que necesita el cuerpo humano, solamente se requiere la ingesta en las cantidades adecuadas, es decir, mantener una dieta balanceada, de esta manera el organismo recibe sus requerimientos y funcionar perfectamente, permitiendo sentir la vitalidad y buena salud que todas las personas desean vivir.

Deja una respuesta