Saltar al contenido
Alimentos Reguladores

Alimentos reguladores

Alimentos reguladores que ayudan a Regular !
Para tener una dieta equilibrada, es necesario que se consuman todos los nutrientes necesarios que el organismo necesita, como minerales y vitaminas. Aquellos que son capaces de aportar todos estos beneficios, son llamados (alimentos reguladores), esenciales a la hora de tener una salud fuerte, ser menos propenso a sufrir enfermedades y hacer que todo el cuerpo funcione de forma correcta y natural.

¿Cuáles son los alimentos reguladores?

La mayor parte de estos alimentos se encuentran en frutas, hortalizas y verduras, por lo que tienen un origen vegetal.

Alimentos reguladores

Entre los valores nutricionales que son capaces de aportar destacan la fibra vegetal, un alto contenido en vitaminas B y C, distintos minerales como el magnesio, sodio y potasio, proteínas, un alto contenido en agua y ácido fólico.

Por si todo lo anterior fuera poco, la grasa de la que disponen tiene unos valores muy bajos, llegando a ser casi nulos en algunas ocasiones, esto mismo ocurre con el valor calórico.

Si nos vamos ahora a las frutas, además de los nutrientes anteriores, también incluyen fructosa y grasas saludables. Por este motivo, los expertos recomiendan comer, al menos, 3 piezas de fruta todos los días.

¿Cómo están clasificados?

1) Verduras y hortalizas

Aunque se pueden encontrar de todo tipo, destacan las que contienen carotenoides (aquellos que tienen una gran cantidad de vitaminas). Se pueden destacar: Zanahorias, tomates, remolacha, coliflor, ajo, cebolla, rábanos, aguacate, brócoli, berenjenas, pepino, etc.

2) Frutas

Además de tener un sabor que a todos nos encanta, proporcionan una gran cantidad de energía diaria: Fresas, mandarinas, naranjas, piña, uva, limón, plátano, sandía, papaya, mango, etc.

3) Semillas

Es cierto que no todo el mundo está acostumbrado a consumirlas, pero también lo es que contienen aceites esenciales para el organismo. Se pueden encontrar en: Maíz, calabaza, garbanzos, chía, amapola, etc.

¿Qué beneficios tienen los alimentos reguladores?

1) Cuidan la piel

Como hemos comentado, este tipo de alimentos poseen una gran cantidad de agua, haciendo así que contribuyan a que la piel esté más cuidada, que el envejecimiento se retrase y que su hidratación facial y corporal sea la más adecuada posible.

2) Favorecen el tránsito intestinal

Su alto contenido en fibra soluble hace que, aquellas personas que normalmente sufran de estreñimiento, dejen a un lado este problema. El tránsito intestinal estará más regulado y protegido.

3) Contribuyen a la formación de hormonas

Todas las vitaminas que poseen los alimentos reguladores hacen que el proceso de formación de hormonas esté más activo. También se encarga del correcto funcionamiento de las células sanguíneas, las sustancias químicas que se encuentran en el sistema nervioso e incluso en el material genético que toda persona tiene en su ADN.

4) Facilitan el metabolismo

Que el metabolismo esté correctamente regulado es una función muy importante para el cuerpo humano. Al proveer de todos los nutrientes necesarios al organismo, se le facilita que adquiera aquellos que no puede producir por sí mismo. La gran ventaja es que, en muy poco tiempo, disfrutarás de un mayor equilibrio natural, pudiendo realizar todos los procesos diarios con más energía.

5) Ayudan a las funciones corporales

Es necesario que las distintas funciones corporales que existen mantengan un correcto equilibrio, como la digestión o que el organismo esté totalmente preparado para poder obtener los nutrientes necesarios.

6) Visión protegida

La vitamina A está especialmente indicada para los órganos que se encargan de proteger la visión, como puede ser la retina. También hace que las distintas patologías encargadas de que esta se deteriore no actúen de forma temprana.

7) Mayor aporte energético

La cantidad de azúcares que se encuentran en los alimentos reguladores es la necesaria para que el organismo tenga la energía suficiente para funcionar de la mejor forma posible cada día.

Alimentos-reguladores beneficios

Los alimentos reguladores en la sociedad actual

A rasgos generales, únicamente el 30 % de la población total consume las piezas diarias de frutas necesarias para hacer que el organismo funcione correctamente, siendo así un porcentaje bastante bajo.

Por otro lado, se encuentran aquellas que incluyen las verduras con frecuencia, siendo únicamente el 20 %, en ambas destacan, sobre todo, los niños.

Es importante que, desde pequeños, se acostumbre a las personas a consumir todo tipo de alimentos. En ocasiones esto es difícil, ya que no siempre puede llegar a gustar el sabor o la forma y color no son agradables para la vista.

Lo que se puede hacer, para que consuman los alimentos reguladores que contribuirán en su desarrollo, es camuflar el sabor con otro tipo de alimento más potente. Es importante saber que esto no hará daño a los más pequeños y, en el futuro, los padres lo agradecerán.

Ejemplos de Alimentos Reguladores

Todos los alimentos que son ingeridos, ofrecen una serie de beneficios al organismo, algunos facilitan el crecimiento de huesos y músculos, otros fortalecen el organismo y ofrecen la energía que necesita para cumplir sus actividades diarias, y existe un grupo en especial, que se encarga de mantener el buen funcionamiento de todo el cuerpo, a lo largo de este artículo podrás observar ejemplos de alimentos reguladores, que son los que corresponden al último grupo mencionado.

Los alimentos reguladores contienen las vitaminas y minerales que el cuerpo requiere para funcionar adecuadamente, las vitaminas cumplen funciones valiosas para el desarrollo hormonal, células sanguíneas y otras partes de la estructura del sistema nervioso y la genética del ser humano. A continuación se mencionan algunas de las vitaminas y minerales que aportan los alimentos reguladores y su función en el organismo:

  • Vitamina A – Retinol: Es un derivado del caroteno, influye en la formación y mantenimiento de piel, huesos incluyendo los huesos, visión, también algunas membranas, así como algunas funciones reproductivas.
  • Vitamina B – Betacaroteno: Todo el grupo de vitaminas B facilita el proceso metabólico de los hidratos de carbono. En caso de existir baja ingesta de esta vitamina, la persona va a presentar debilidad muscular, calambres en las piernas e inflamación del corazón.
  • Vitamina B3 – Niacina: Esta vitamina permite liberar los nutrientes, y está relacionada con el sistema nervioso y el estado de ánimo.
  • Vitamina B6 – Piridoxina: Permite la absorción y metabolización de los aminoácidos, facilita el consumo de grasas en el cuerpo y la producción de glóbulos rojos.
  • Vitamina B9 – Ácido Fólico: Cumple una serie de funciones muy importantes para el organismo, como formar glóbulos rojos, producir ADN, crecimiento de los tejidos, así como la formación de nuevas células.
  • Vitamina C – Ácido Ascórbico: Es importante en la formación del colágeno, el cual a su vez es valioso en la formación de huesos y dientes, además de la salud de la piel. También favorece el proceso de absorción del hierro.
  • Vitamina D – Calciferol: Son pieza fundamental en la formación y mantenimiento de los huesos y los dientes, ya que permite que el calcio y el fósforo que proviene de los alimentos sean absorbidos adecuadamente por el organismo.
  • Vitamina E – Alfatocoferol: Favorece a la formación de glóbulos rojos, así como de los músculos y otros tejidos.

Este tipo de alimentos se obtienen con mucha facilidad, a continuación se mencionan algunos alimentos que contienen las vitaminas antes mencionadas.

  • Vitamina A: Zanahorias, brócoli, calabaza, espinacas, coles, guisantes, lechuga, patatas, perejil, albaricoques, melón,
  • Vitamina B: Las Zanahorias, tomates, perejil, espinacas, repollo, calabaza.
  • Vitamina B6: Legumbres en general.
  • Vitamina B3: Levaduras y frutos secos en general, especialmente el maní.
  • Vitamina B9: Granos y legumbres, frutas y jugos cítricos, hortalizas de hojas verdes como espinacas, coles, lechuga romana, espárragos, brócoli, también rábanos, maíz, zanahorias y calabaza.
  • Vitamina C: Todas las frutas cítricas, pimentón, repollo, brócoli, papa.
  • Vitamina D: Hongos en general.
  • Vitamina E: Aceites de girasol y de maíz, repollo, frutos secos.

Tipos de Alimentos

  • Alimentos Energéticos: Son los alimentos que nos brindan la energía que necesita el cuerpo para realizar las actividades diariamente, además de proporcionarnos calor, cuando señalan alimentos energéticos, se refieren al valor energético o valor calórico, y esto indica la cantidad de energía que puede proporcionar el alimento al quemarse en presencia del oxígeno, y se mide en calorías. Ver más.
  • Alimentos Reparadores: También se conocer como plásticos o constructores, y permiten que el cuerpo humano crezca, también ayuda a reconstruir o reparar tejidos dañados del cuerpo ayudando al mantenimiento de la vida. Más información.
  • Alimentos Reguladores: Se refiere a los alimentos que contienen sustancias que permite que el organismo asimile los alimentos de una manera adecuada, favoreciendo la coordinación del funcionamiento del cuerpo.

El organismo adquiere los nutrientes que requiere para su correcto desarrollo y funcionamiento a través de los alimentos que son consumidos diariamente, estos nutrientes pueden ser:

  • Lípidos: Son biomoléculas orgánicas formadas principalmente por elementos como el carbono y el hidrógeno, en menor proporción el oxígeno, ocasionalmente puede presentar fósforo, nitrógeno y azufre. Los lípidos pueden ser ácidos grasos saturados o insaturados, lípidos con ácidos grasos simples o complejos, o lípidos sin ácidos grasos, como esteroides.
  • Glúcidos: Son los responsables de brindar energía inmediata al cuerpo, son moléculas que contienen carbono, hidrógeno y oxígeno. Los glúcidos se conocen también como carbohidratos, hidratos de carbono o sacáridos.
  • Proteínas: Estas aportan al cuerpo aquellos elementos y nutrientes complejos que el propio organismo no puede generar, y son una serie de aminoácidos compuestos por carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno.
  • Vitaminas y Minerales: Favorecen el buen funcionamiento del cuerpo y que además se fortalezca, las vitaminas son de origen orgánico, bien sea animal o vegetal, mientras que los minerales son sustancias inorgánicas que provienen de la tierra o el agua.

Conociendo los Alimentos Reguladores y las vitaminas que aportan, podrás obtener grandes beneficios de los alimentos que se consumen a diario, ofreciéndole al organismo todas las ventajas y protección para su buen desarrollo.